top of page

EMISORES Y DEDUCCIONES DE OPERACIONES SIMULADAS Y LAS LISTAS NEGRAS DEL SAT (69B)




En el mundo de las finanzas y los negocios es muy importante contar con un registro de las compras que se llevan a cabo, con el objetivo de emitir facturas correctas y presentar los datos correspondientes ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y evitar caer en EFOS (Empresas que Facturan Operaciones Simuladas) o convertirte en EDOS (Empresas que Deducen Operaciones Simuladas), lo que representa un problema terrible.

Una cosa muy importante al momento de tener cuentas claras ante las entidades de gobierno respectivas, es que todo se maneje bajo las normas que regulan las facturas, por ello, a continuación te daremos a conocer uno de los fraudes más comunes al momento de llevar a cabo la facturación de las cuentas


¿Qué son los EFOS?

Primero, tenemos que comprender lo que son los EFOS, que son las siglas de Empresas que Facturan Operaciones simuladas, y tal como el propio nombre lo indica se trata de organizaciones que emiten facturas de movimientos que en realidad no están ocurriendo, lo que detona en un problema serio con el Servicio de Administración Tributaria.

Lamentablemente no se trata de un problema que vaya desapareciendo, sino que este tipo de simulación de comprobantes fiscales tiene poco a poco mayor impacto dentro de México y pese a las sanciones que el SAT ha emitido, parece que no tiene un fin cercano.

Sin embargo, es importante que antes de formar relaciones comerciales con otras empresas u organizaciones se mire con detalle si éstas no pertenecen a la lista negra del SAT, ya que en caso de incurrir en un trato directo con EFOS también la sanción podría aplicar para tu organización de trabajo.

El término EFOS se incorporó al Código Fiscal de la Federación (CFF) en el año 2014 y tiene por definición a todas aquellas empresas que emiten facturas de operaciones simuladas, lo que quiere decir que jamás se concretan en realidad los procesos fiscales y el resultado es un documento falso.


Objetivo de los EFOS

Los EFOS tienen básicamente un único fin, y es obtener un porcentaje de las facturas fantasmas que emiten, ya que al no contar con una operación real pueden disponer de los recursos referidos a conveniencia de los que ofrecen el servicio fiscal.

Aunque antes de la llegada de la era digital este tipo de empresas tenían mayor margen de acción, ya que no se contaba con tantos controles fiscales como hoy en día, poco a poco luego de la facturación digital muchas organizaciones lograron romper los candados de seguridad y continuar con el delito.

Por ello, la invitación para cualquier tipo de empresario es acercarse al SAT para revisar la información de la lista negra de los contribuyentes, ya que de esta forma se puede estar más cierto al respecto antes de emprender una relación comercial con un tercero.


¿Qué son los EDOS?

La contraparte de los EFOS son los EDOS, cuyas siglas significan Empresas que Deducen Operaciones Simuladas, lo que quiere decir que son todas las organizaciones que mantienen un trato comercial o fiscal con las empresas referidas como EFOS.

Cualquier tipo de empresa que emita la compra de comprobantes fiscales digitales se convierten automáticamente en EDOS, ya que comienzan a simular el aumento de sus gastos de operación para poder reducir de forma considerable el pago de impuestos.

Es importante aclarar que existe un problema serio en este tipo de compañías, ya que no siempre se llevan a cabo las operaciones fiscales a propósito, puesto que en muchas ocasiones los acuerdos comerciales se realizan sin llevar a cabo una investigación del posible proveedor o socio fiscal.

Por ello, la mejor forma de evitar estar en la lista de EDOS es, como referimos en el punto anterior, revisar con cuidado la lista negra del Servicio de Administración Tributaria, para conocer si algunos de los proveedores ha sido detectado como actor de comprobantes fiscales falsos.


El SAT, EFOS y EDOS

El Servicio de Administración Tributaria se encuentra constantemente revisando las operaciones fiscales que se llevan a cabo por las personas físicas y morales, para evitar este tipo de prácticas descritas con anterioridad.

En caso de que el organismo fiscal detecte operaciones irregulares en la declaración de las organizaciones, se comienza un proceso de lista negra presentando tres tipos de estatus o categorías para todas las empresas que son referidas como EFOS o como EDOS.


1. Presunto

En un primer momento, el Servicio de Administración Tributaria emitirá una notificación a la empresa que está presuntamente relacionada con las operaciones sospechosas. Asimismo, en este punto se refieren los contribuyentes que por su operación, el lugar domiciliado o la falta de activos estén generando operaciones simuladas.


2. Definitivo

En un segundo momento, si las empresas presuntamente relacionadas con los procesos de comprobantes fiscales digitales irregulares no se presentan para aclarar la situación, o en caso de que el resultado del proceso no sea favorable para el contribuyente, se emite una medida legal para prohibir las transacciones de facturación con terceros.


3. Desvirtuado

Finalmente, la última categoría que tiene el Servicio de Administración Tributaria para las empresas son todas aquellas que lograron demostrar que las operaciones fiscales que se llevan a cabo son reales, por lo que sus transacciones vuelven a ser aceptables ante el organismo fiscal y pueden operar con regularidad.


¿Por qué debe evitarse comerciar con EFOS y convertirte en EDOS?

El recorrido hecho hasta este momento ha sentado las bases del por qué es conveniente para cualquier empresa caer en este tipo de operaciones fiscales, ya que no solo traen consecuencias ante el Servicio de Administración Tributaria, sino que existen problemas a nivel de contabilidad para la organización.

Sin embargo, como bien se puede inferir, la principal consecuencia de llevar a cabo operaciones con EFOS o ser parte de los EDOS es que el SAT impondrá sanciones que podrían afectar de forma grave la salud financiera de tu empresa, al punto en que sea el fin del mismo o en casos más puntuales, la prisión al tratarse de un delito.

Por ello, la mejor forma de evitar una consecuencia seria para cualquier empresa es informarte bien acerca de los contribuyentes con los que te encuentras realizando tus actividades comerciales.


Beneficios al evitar los EFOS

Mientras que las consecuencias por relacionarte con los EFOS pueden ser terribles para tu empresa, estar alejado de acuerdos comerciales con este tipo de contribuyentes se traduce en beneficios para tu negocio.


1. Orden contable

Un primer beneficio al evitar convertirte en EDOS, es que la contabilidad de tu empresa se encontrará sana y tendrá el orden adecuado para seguir creciendo de forma exponencial.


2. Dentro de la norma

Uno de los beneficios más importantes para continuar con el éxito comercial de tu empresa es que estarás en orden con las regulaciones de la autoridad fiscal, lo que evitará que tengas sanciones y problemas de mayor gravedad.


3. Sin consecuencias fiscales

Siguiendo el anterior beneficio, alejarte de las relaciones comerciales con los EFOS evitará que tengas cualquier tipo de multa y sanción por parte del Servicio de Administración Tributaria.


4. Sin riesgos

Otro de los beneficios de contar con operaciones fiscales claras es que tu empresa no tendrá ningún problema grave al que enfrentarse, por lo menos en el rubro de lo legal, ya que todos los procesos serán transparentes y en orden con las normas.


5. Estatus de confianza

Evitar convertirse en EDOS te permitirá mantener una base de clientes y de proveedores legales, lo que aumenta la confianza de todos los actores fiscales implicados en el proceso.


6. Imagen de tu empresa

Finalmente, otro de los beneficios es que tu negocio tendrá un mejor posicionamiento dentro del mundo de las relaciones comerciales, lo que se traduce en mejores oportunidades para seguir creciendo.

¿Cómo puedo verificar si una empresa es EFOS?

Como bien se ha señalado en líneas anteriores, es importante no relacionarte con EFOS, y por ello, es una de las prioridades estar cien por ciento seguros de que las relaciones comerciales que mantenemos con los proveedores estén completamente en regla.

La manera más sencilla de conocer el estado que tienen los contribuyentes ante el Servicio de Administración Tributaria, es revisar con detenimiento la lista negra de todas las empresas que han sido descubiertas llevando a cabo este tipo de operaciones fantasmas.

Conociendo a fondo la situación fiscal de nuestros posibles proveedores tenemos la posibilidad de evitar caer en situaciones problemáticas para la empresa, por ello, basta con acudir al sitio oficial del SAT para estar más tranquilos en este aspecto.

Asimismo, además de la opción manual de revisión dentro de la página web del Servicio de Administración Tributaria existen otros métodos de comprobación de EFOS, aunque este tipo de herramientas generalmente tienen un costo, ya que buscan automatizar los procesos de búsqueda de los contribuyentes.

¿Qué hacer si se establecen relaciones con EFOS?

Pese a todas las precauciones que se pueden tomar con respecto a las relaciones comerciales y fiscales que establecemos con nuestra empresa, continúa existiendo un pequeño porcentaje de ser víctimas de este tipo de facturas fantasmas y convertirnos en EDOS.

Sin embargo, si se tiene un problema relacionado con los EFOS es importante notificar de forma inmediata al Servicio de Administración Tributaria y dejar sin efecto fiscal todos los CFDI que se hayan emitido por el proveedor en cuestión, para finalmente pagar el impuesto que resulte para continuar en regla fiscal.

Si el problema parece un poco más difícil, la mejor recomendación es buscar asesoramiento fiscal para que se realicen todos los trámites correspondientes con el fin de evitar problemas con el organismo fiscal gubernamental.


Puedes consultar los listados de contribuyentes con operaciones presuntamente inexistentes en el siguiente link:



Tags:

Comentarios


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest Social Icon
  • powered-by-enlace-pymes
  • Tumblr Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
bottom of page